This post is also available in: Inglés, Francés, Alemán

Los gestores de contraseñas y la IAM son la pareja definitiva con la que proteger los datos

This post is also available in: Inglés, Francés, Alemán

La gestión de identidad y de acceso (IAM por sus siglas en inglés) es fundamental para proteger los datos de la empresa; los gestores de contraseñas añaden aún más protección para que sepa que sus datos están seguros de verdad.

Con el aumento de las violaciones de la seguridad, especialmente en el caso de pequeñas y medianas empresas (PYMES), la protección de los datos de empresa es más importante que nunca. A medida que cambiamos a soluciones más permanentes de trabajo remoto, conseguir que cada trabajador esté al día de las medidas de seguridad puede resultar complicado y requerir mucho tiempo. La IAM (gestión de identidad y acceso) automatiza muchos de estos procesos, desde la habilitación del SSO para múltiples cuentas hasta la concesión de permisos de forma automática. Sin embargo, hay otro elemento crítico para resguardar los datos de la compañía, especialmente cuando los empleados usan varios dispositivos personales para acceder a información confidencial: un administrador de contraseñas.

A continuación le explicamos cómo un buen uso de la IAM, junto con un gestor de contraseñas, puede proporcionar la máxima protección para la información de toda su empresa.

La IAM facilita la protección de dispositivos

Hay un sinfín de dispositivos con los que interactuamos a diario, desde sistemas de seguridad para el hogar hasta monitores de salud portátiles o equipos agrícolas autónomos, por no hablar de los ordenadores portátiles, las tabletas y los teléfonos inteligentes. Cuando los usamos para trabajar, cada uno de estos dispositivos puede requerir su propio control de acceso y autenticación para garantizar su seguridad, incluso si estamos fuera de la oficina. Al mismo tiempo, estos dispositivos conectados suelen necesitar una gestión remota centralizada porque a menudo están repartidos en varias ubicaciones.

La IAM combina todas las políticas de acceso en un único sistema, ofreciendo una forma centralizada y consistente de administrar usuarios y facilitar que estos adopten herramientas nuevas. También puede automatizar procesos de la empresa como el equipamiento de usuarios y la configuración de cuentas. Esta tecnología aprovecha los permisos basados en roles para dar a los usuarios el acceso que necesitan, y también puede limitar ese acceso para proteger todo lo que esté más allá de las atribuciones de un usuario. Los administradores de TI pueden supervisar y cambiar los privilegios de acceso de los empleados fácilmente y en cualquier momento. Puesto que la IAM funciona desde la nube, es más rentable y cuenta con sofisticadas funciones de seguridad integradas.

Los gestores de contraseñas pueden aportar aún más seguridad

Para muchas empresas, las contraseñas representan uno de los eslabones más débiles de su seguridad. Sin embargo, solo el 25 % de los participantes en una reciente encuesta de Dashlane dijeron que utilizan una solución de gestión de contraseñas automatizada para administrar las contraseñas de sus cuentas de trabajo.

Los administradores de contraseñas ayudan a los usuarios a crear contraseñas seguras que puedan sincronizarse en varios dispositivos. Cuando se integra con una herramienta de IAM, un gestor de contraseñas puede añadir mayor protección a todas las cuentas y aplicaciones en la nube:

Los gestores de contraseñas pueden:

  • Mejora la ciberseguridad de una empresa de forma significativa identificando y eliminando contraseñas débiles y reutilizadas. El departamento de TI obtiene una mejor visibilidad de todas las aplicaciones y servicios en uso, incluidos aquellos instalados directamente durante el trabajo de la empresa sin conocimiento del departamento de TI, una práctica conocida como TI en la sombra.
  • Permitir a los trabajadores gestionar sus propias contraseñas personales de forma segura.
  • Hace que los trabajadores solo tengan que recordar una contraseña: su contraseña maestra, que les permite el acceso a sus otras cuentas. Los gestores de contraseñas también se aseguran de que dicha contraseña maestra sea fuerte y esté protegida.
  • Simplificar tareas como generar nuevas contraseñas o actualizar las antiguas.
  • Permitir a los compañeros de trabajo compartir sus contraseñas de forma segura dentro del gestor, al tiempo que se reduce la probabilidad de una filtración de datos que podría darse si se almacena una contraseña en una hoja de cálculo o se comparte a través de plataformas sociales sin proteger, como Slack.
  • Separar las credenciales personales y las de trabajo para asegurarse de que los trabajadores no filtran o roban información confidencial o propiedades intelectuales.

Descubra el papel que juegan los gestores de contraseñas en la protección de su empresa. Lea nuestro último documento técnico, Gestión de identidad y acceso para principiantes.

    Dashlane

    Dashlane is a web and mobile app that simplifies password management for people and businesses. We empower organizations to protect company and employee data, while helping everyone easily log in to the accounts they need—anytime, anywhere.

    Read More