This post is also available in: Inglés, Francés, Alemán

Cómo podrían repercutir en el trabajo los Chatbots de IA como ChatGPT

This post is also available in: Inglés, Francés, Alemán

La inteligencia artificial ha ayudado durante años a automatizar el trabajo que anteriormente desempeñaban las personas. La IA ayuda a que muchos de nuestros trabajos resulten menos tediosos y complicados; desde tareas sencillas como la transcripción de audio, hasta tareas más complejas, como el resumen de miles de documentos legales. Avances de IA como DALL-E y ChatGPT (el chatbot de IA gratuito desarrollado por OpenAI que se ha vuelto viral hace unas semanas) podrían acelerar esa automatización.

A medida que la tecnología de IA avanza cada vez más, muchos nos preguntamos si los «robots» podrían reemplazarnos en el trabajo. ChatGPT no es una salvedad. Los hay que quedaron atónitos por sus capacidades. Afirmaron que los trabajos como el de asistencia técnica al cliente y la programación podrían quedar obsoletos en unos años. Incluso los estudiosos estaban impresionados por las habilidades de escritura de ensayos del bot.

¿Significa eso que algunos de nosotros debemos preocuparnos y empezar a pensar en nuevas carreras profesionales? Todavía no. La tecnología tiene sus limitaciones y carece de muchas cualidades necesarias para producir resultados significativos. Pero, aunque la mayoría de los trabajos siguen asegurados, observar las tendencias puede ayudarnos a prepararnos para un futuro en el que los robots de IA podrían cambiar la forma en la que trabajamos.

¿Qué es un chatbot de IA?

Puede que no se dé cuenta, pero ya ha interactuado con varios chatbots de IA en línea. Estos bots pueden ayudarle a hacer cualquier cosa, desde encontrar información en el sitio web de una empresa y elegir un par de zapatos nuevos hasta pedir una pizza. 

Un chatbot de IA es un programa automatizado que utiliza el procesamiento del lenguaje natural o la comprensión del lenguaje natural, junto con el aprendizaje automático (todas las ramas de la IA) para interactuar con los humanos a través de mensajes, voz o ambos. Estos bots conversacionales están diseñados para comprender el contexto y la intención de una pregunta o afirmación y responder según los datos de los que disponen.

Al automatizar varios aspectos, los chatbots ofrecen ventajas como:

  • Escalabilidad: a diferencia de los humanos, los chatbots son excelentes en la ejecución de varias tareas de forma simultánea y pueden trabajar con muchos clientes al mismo tiempo.
  • Disponibilidad 24/7: pueden funcionar durante todo el día sin tener que parar a descansar o dormir.
  • Gran poder de procesamiento: pueden procesar enormes cantidades de datos más rápido que cualquier ser humano y solucionar y responder a las consultas de los clientes en cuestión de segundos.

Aunque los chatbots de IA son una herramienta de automatización estupenda, siguen dependiendo de programadores humanos. Eso significa que solo saben lo que se les enseña, y el sesgo y la falta de conciencia contextual resultantes podrían derivar en una experiencia del cliente negativa.

Cómo podrían repercutir los chatbots de IA en los trabajos

Aunque los chatbots de IA existen desde hace tiempo, ChatGPT se hizo muy popular después de que OpenAI (la empresa que desarrolló DALL-E) ofreciera la herramienta de investigación de chat de forma gratuita. Un millón de usuarios se registraron para probarlo los primeros cinco días. Incluso Microsoft invirtió recientemente 10 000 millones de dólares en OpenAI, lo que desató la especulación de que ChatGPT podría ayudar al gigante tecnológico a aumentar la cuota de mercado de su motor de búsqueda, Bing.

Los que han probado la aplicación describieron sus capacidades como impresionantes y alucinantes. Quizás lo más fascinante es que ChatGPT podría facilitar la automatización de las interacciones y determinadas tareas de forma más rápida, sencilla y accesible. Pero no es probable que reemplace completamente puestos de trabajo. Más bien podría hacer aspectos de trabajos más fáciles para los humanos.

Estos son algunos ejemplos:

  • Marketing: ChatGPT escribe bien contenido de alto nivel según la información obtenida de Internet, e incluso puede rechazar una consulta de acuerdo con una premisa falsa. Pero no puede comprobar o comprender los matices, empatizar con el público y así sucesivamente. Así que quizás los profesionales del marketing podrían usar la herramienta para crear ideas y escribir contenido de básico.
  • Programación: la aplicación puede solucionar un código vulnerado, lo que podría eliminar esta tarea tediosa para los programadores. No obstante, no puede reemplazar por completo a los programadores porque todavía necesitamos que los humanos creen, entre otras cosas, los modelos que usa la IA. Además, ChatGPT requiere que se formen muchos ejemplos de códigos, y a algunas empresas no les parecerá bien que sus bases de código aparezcan en una base de datos pública, aunque sea de forma anónima.
  • Educación: un aspecto en el que el bot destaca positivamente es en explicar conceptos complejos, lo que podría resultar estupendo en la enseñanza. Pero el trabajo de un profesor universitario está garantizado; ChatGPT a menudo impreciso y no puede distinguir un hecho de la ficción. Y, al igual que otros programas similares más antiguos, a veces el chatbot suelta disparates absolutos. Sin embargo, la aplicación podría resultar una herramienta estupenda para automatizar determinadas tareas de enseñanza, como la redacción de clases sobre conceptos básicos, siempre que el profesor revise el resultado final.

ChatGPT podría facilitar casi cualquier trabajo haciendo cosas como resumir información, traducir contenido y generar respuestas genéricas a preguntas frecuentes. Y por supuesto, veremos más avances, mejorando no solo este chatbot sino también otros, y creando nuevos casos prácticos. 

ChatGPT puede que no reemplace puestos de trabajo, pero esperamos ver más trabajos que dependan de chatbots de IA como este en el futuro. Si esto significa que los humanos ya no tendrán que realizar trabajos monótonos o aburridos, ¿por qué no?

¿Quiere saber qué más pueden hacer los robots de IA?

Lea sobre DALL-E y su capacidad de crear imágenes realistas según indicaciones.

    Alexandra Dumitriu

    Alexandra is a savvy localization program and project manager with over 8 years of experience in localization. She has worked in many fields, including medical, gaming, software, and human resources, handling all steps of the localization process and workflow on the client side and the localization agency side. She’s always looking out for efficiency and quality, knows her audiences, and adapts to them. Currently, most of her time is dedicated to ensuring Dashlane is properly adapted to international customers.

    Read More