This post is also available in: Inglés, Francés, Alemán

Cómo mejorar la administración de contraseñas de los empleados

This post is also available in: Inglés, Francés, Alemán

La administración de acceso e identidad (IAM, por sus siglas en inglés), junto con un administrador de contraseñas, son el dúo perfecto para proteger los datos. Esta solución permite a los empleados tomar el control de sus datos.

  Alerta de exceso de contraseñas: ¿Sabía que cada uno de sus empleados administra un promedio de 100 contraseñas entre la vida laboral y personal? Con tantas contraseñas para memorizar y rastrear en diferentes dispositivos, es muy probable que, al menos, algunas sean débiles o se reutilicen. Desafortunadamente, cuanto más fácil sea una contraseña para que sus empleados la recuerden, más probable es que ponga en peligro a su organización. Y cuantos más empleados conozcan las contraseñas de las cuentas corporativas o del software compartido, más riesgoso será.  La IAM (administración de acceso e identidad) ayuda a resolver estos problemas, ya que garantiza que los empleados solo puedan acceder a las cuentas y los datos que necesitan. También permite a los administradores automatizar muchos procesos de seguridad para los empleados, lo que facilita algunas cuestiones, como la habilitación de SSO para varias cuentas y la concesión de permisos.

Sin embargo, hay otro elemento crítico para resguardar los datos de la compañía, especialmente cuando los empleados usan varios dispositivos personales para acceder a información confidencial: un administrador de contraseñas. Un administrador de contraseñas suma otra capa de protección a la estrategia de IAM de su organización, ya que identifica y mitiga los riesgos que suponen las contraseñas vulnerables. Más abajo, se indica cómo usar la IAM junto con un administrador de contraseñas beneficia a los empleados.

Usar la IAM junto con un administrador de contraseñas significa que los empleados tendrán los siguientes beneficios:

  • Ahorrarán tiempo, ya que solo tendrán que recordar una contraseña y no deberán interrumpir su flujo de trabajo para resolver problemas relacionados con las contraseñas y sus restablecimientos. 
  • Seguirán las mejores prácticas en cuanto a las contraseñas, como asegurarse de que cada una sea larga y única. (El Generador de contraseñas de Dashlane ayuda con esto). 
  • Podrán compartir contraseñas con compañeros de trabajo de forma segura y tampoco tendrán que preocuparse de bloquear a sus compañeros de equipo de una cuenta compartida si actualizan la credencial. 
  • Mantendrán separadas sus vidas laborales y personales, ya que configurarán credenciales personales y laborales por separado. (Smart Spaces de Dashlane  hace que esto sea fácil).

Para resumirlo en una ecuación de ciberseguridad: IAM + un administrador de contraseñas =  empleados capacitados, y una administración más simple y segura de las contraseñas de la organización.  

¿Desea ayudar a los líderes de su organización a saber cómo el uso de la IAM con un administrador de contraseñas protege mejor a su organización contra amenazas? Use esta presentación personalizable.