This post is also available in: Inglés, Francés, Alemán

Cómo la autenticación sin contraseña podría afectar a su vida cotidiana

This post is also available in: Inglés, Francés, Alemán

En una conferencia de la RSA en 2004, Bill Gates predijo la muerte de las contraseñas, diciendo que con el tiempo, la gente dependería de ellas cada vez menos. Casi dos décadas más tarde, las contraseñas pueden ser igual de omnipresentes, pero al fin nos complace ver que la predicción de Gates está más cerca de cumplirse.

La autenticación sin contraseña tiene su gran momento en el escenario, ya que varios gigantes tecnológicos han dado el salto para depender menos de las contraseñas. Aunque este nuevo método de inicio de sesión no es a prueba de tontos, ofrece mucha mayor protección para iniciar sesión, y muchos ven esta tecnología como la que traerá una nueva era de seguridad.

A menudo, las mejoras de seguridad se realizan a expensas de la experiencia de usuario. Con la seguridad sin contraseña, lo cierto es lo contrario. No solo es más segura, sino que también es una forma más sencilla de acceder a sus cuentas. 

Como su nombre indica, la autenticación sin contraseña le permite verificar su identidad e iniciar sesión en sus cuentas sin ninguna contraseña. Aunque hay varias formas de lograrlo, el método que más se emplea últimamente utiliza claves de acceso: un par de llaves criptográficas (una pública y una privada) específicas para cada una de sus cuentas. 

Así pues, ¿a qué se parecería la autenticación sin contraseña para una persona media? Hemos puesto a nuestros mejores cerebros a imaginar el impacto en la vida digital cotidiana. 


Por la mañana: un paseo por las redes sociales

Se despierta y coge el teléfono móvil. Se desplaza por sus redes sociales durante unos minutos para informarse de todo lo importante. 

Mientras se pone al día de las últimas tendencias de la cultura popular (o tal vez lee por accidente un destripe sobre su serie de Netflix favorita), no tiene que pensar dos veces en sus claves de inicio de sesión. Esto es porque su autenticador (bien sea su dispositivo móvil o un administrador de contraseñas que admita claves de acceso) y el sitio web ya lo han hecho por usted.

Mientras usted se frotaba los ojos somnolientos y abría TikTok, la aplicación le autenticó de forma instantánea emparejando la clave pública guardada en el servidor del proveedor con la clave privada que se guarda únicamente en su autenticador: todo ello sin que se pierda un segundo.

Y, mientras se pone al día y toma café antes de ir a trabajar, no le preocupa que sus claves de inicio de sesión terminen en la web oscura. Tiene la tranquilidad de que ningún pirata informático va a intentar hacerse con sus credenciales de clave de acceso con algún enlace malicioso en sus redes sociales.

A mediodía: fácil instalación de una nueva aplicación

A lo largo del día usted accede a su correo electrónico del trabajo y a diversas herramientas digitales con autenticación sin contraseña. También aquí está tranquilo sabiendo que sus cuentas del trabajo están protegidas. Incluso le hace feliz saber que nunca tendrá que perder el tiempo volviendo a restablecer una contraseña.

Va corriendo a prepararse para una presentación y, de forma accidental, hace clic en un enlace de phishing de un correo electrónico. Pero aún sigue en la zona zen, ya que sus claves de acceso solo funcionan con los sitios concretos para los que fueron creadas; no se pueden usar para acceder a los datos de su organización mediante una aplicación diferente. 

Hoy en día, su organización incorpora a su equipo a una nueva aplicación de colaboración en la nube. Se toma un breve descanso de la presentación: como no tiene que crear y guardar una nueva contraseña, sabe que puede seguir el proceso de incorporación. 

Todo lo que ha de hacer es permitir que el sitio web cree las claves de acceso, y el autenticador se las guarda de forma segura. Nunca más tendrá que preocuparse por si alguien intenta obtener las claves de acceso mediante phishing y usarlas en otro sitio web, porque cada sitio web crea un par único que solo funciona con esa cuenta.

El equipo de TI también está contento porque no tienen que gestionar contraseñas. Según el Grupo Gartner, entre el 20 y el 50 % de todas las llamadas al servicio de asistencia son por restablecimiento de contraseñas. Con todo ese ahorro de tiempo, el equipo puede trabajar en cosas más importantes, como aumentar la cultura de seguridad de su organización.

Por la tarde: relajación viendo su programa favorito

Después del trabajo se pone rápidamente al día en algunas tareas personales. Tal vez inicie sesión en el sitio web o en la aplicación de su banco para revisar sus cuentas y hacer alguna transferencia. Con la autenticación sin contraseña, su información financiera está mucho mejor protegida de los ciberdelincuentes.

Después de cenar es hora de relajarse. Se pone al día en su programa favorito con un amigo o un familiar (haciendo todo lo posible por no hablarles de aquellos destripes que leyó por la mañana). Comparte su cuenta del servicio de transmisión de audio y vídeo con algunos familiares, entre ellos sus padres, ya mayores, que no se llevan muy bien con estos avances. A pesar de este acceso compartido, no le preocupa que su cuenta pueda ser pirateada debido a una contraseña reutilizada o débil.

Durante todo el día ha confiado en la autenticación sin contraseña, a prueba de phishing, para acceder a sus cuentas de trabajo y personales. Por supuesto, nunca se paró a pensar en ello. Ha tenido un día estupendo con su acceso seguro a un clic o dos de distancia. ¿Sabe quien no? Los actores maliciosos que vigilaban para obtener sus contraseñas: no tuvieron un buen día en absoluto.


¿Parece un sueño un día sin contraseñas? Puede alcanzar ese sueño con Dashlane, la primera extensión de administración de contraseñas que ofrece compatibilidad con claves de acceso para autenticación web. 

Con Dashlane puede gestionar todas sus claves de acceso, tanto si se trata de contraseñas, claves de acceso o una mezcla de ambos tipos, sin cambiar sus hábitos en línea. Tanto si trabaja como si juega, Dashlane hace que su experiencia sin contraseñas sea sencilla y segura con capacidades de uso compartido seguro, controles de acceso para empresas, sincronización en múltiples dispositivos e interoperabilidad multiplataforma.

Haga realidad este día sin contraseñas. Comience su prueba gratuita de Dashlane hoy mismo.